Budapest, la ciudad del Danubio

Diario de viaje: Budapest

#DANUBIO

Definitivamente Budapest es una de las ciudad que más me ha asombrado. Tal vez porque mi abuela me ha hablado mucho de chica acerca del Danubio y la emperatriz Sissi que hizo que fue un lugar para conocer. El Danubio (Duna en húngaro) que nace en Alemania y pasa por diez países a lo largo de todo su recorrido, divide a la ciudad en dos partes: Buda y Pest. La orilla derecha es Buda sobre la colina de la ciudad, en donde se ubica el esplendoroso Palacio Real, hermosas casonas y paseos entre árboles y vegetación con las mejoras vistas de la ciudad. Cruzando a través de cualquiera de los nueves puentes que hay se llega a Pest, la parte llana en donde vive la mayoría de la población en los diferentes distritos y el centro en donde se encuentra el gran edificio del Parlamento y los mejores bares y tiendas de ropa.

#SHOPPING

Querés hacer shopping en Budapest? Por supuesto! La opción que más recomiendo es ir al downtown y visitar las tiendas que se encuentran allí: H&M, Zara, Mac y muchas más. Lo bueno de ir al centro es que en las calles siempre hay puestos con artesanías y comidas típicas que se pueden disfrutar. Y además hay muchos bares alrededor para disfrutar un buen trago o cerveza húngara. Si querés comprar algo realmente original y te gusta el look vintage entonces definitivamente tenés que visitar la tienda: Szputnyik ubicada a una cuadra del famoso edificio de la Sinagoga considerada la más grande de Europa sobre la calle Dohány, en pleno centro de Budapest.

https://szputnyikshop.com

#FOOD

La comida húngara es realmente exquisita. Tiene esa gran combinación entre sabor, simpleza y variedad. Sin lugar a dudas el goulash es uno de los platos más típicos: es una sopa tipo guiso o estofado con trozos de carne, verduras y buenos condimentos, sobretodo pimiento (paprika – en húngaro). Tiene un toque picante pero no tanto lo cual lo convierte en un plato perfecto para un día de temperaturas bajas, acompañado con pan casero calentito, simplemente perfecto (5-6 EUR). La variante a este plato es la fish soup, sopa de pescado, también con verduras y paprika, pero con trozos de pescado de río. Increíble. Por último, mi favorito de Hungría el lángos (2 EUR), es una especie de masa frita (torta frita como conocemos en Argentina) grande del tamaño de un plato, sobre la cual se ponen diferentes ingredientes como carne, queso, verduras. Mi variante preferida: sour cream y queso.

#SWEETS

En cuanto a lo dulce, tienen muchos postres con crema de nueces, y otros con chocolate y coco que son realmente deliciosos. Si hablamos de chocolates lo mejor es la chocolatería Szamos. Recomiendo visitar la tienda ubicada sobre la colina de Buda en donde se puede hacer un tour por la fábrica y luego sentarse en las hermosas mesas de la confitería para disfrutar un café y una exquisita porción de torta. También hay otra confitería y local en pleno centro de Budapest. La especialidad de esta marca son los chocolates con marzipan (crema de almendras), en todas sus variantes. Perfectos para llevar para familia y amigos.

#NIGHTLIFE

Budapest tiene un gran movimiento nocturno, en la zona de downtown hay literalmente un montón de bares para tomar tragos y mucha música en vivo. Un vaso de cerveza se puede conseguir por 1-2 EUR es realmente muy económico. Lo más impresionante de los bares de Budapest es la originalidad de la decoración y la onda. El bar que recomiendo visitar es Szimpla Kert, es un edificio super antiguo decorado con objetos vintage que lo hacen muy cool. Tiene varias barras y pisos, hasta un auto de colección adentro. La onda en Budapest es ir visitando diferentes bares, no quedarse en uno solo toda la noche y además el street food. Hay muchos locales de sandwiches, pizzas que abren hasta altas horas de la noche sin mesas que ofrecen una gran variedad de opciones para comer parados por las calles de la ciudad.

Foto Facebook: Szimpla Kert Bar Budapest

#PUBLICTRANSPORT

Viajar por la ciudad es realmente muy fácil. La ciudad cuenta con cuatro líneas de Metro (subte) y una gran cantidad de trams y buses. Las líneas de Metro son suficientes para recorrer todos los puntos más populares de la ciudad. Las estaciones están muy bien señalizadas. Para obtener los boletos se pueden utilizar las máquinas ubicadas en todas las estaciones y se pueden seleccionar hasta cuatro diferentes idiomas: húngaro, alemán, inglés y español. Se puede abonar con tarjeta de crédito o efectivo. El boleto simple está 350 HUF (1.10 EUR) y sirve para un sólo viaje de bus, tram o Metro. Si hay que combinar Metro y bus entonces hay que comprar más de un boleto. Hay una opción de comprar un bloque de diez tickets a 3,000 HUF (9.50 EUR). Una vez que se llega al Metro se pasa el ticket para validar en una de las máquinas que están a la entrada y luego se ingresa.

Deja un comentario